En este momento estás viendo Como preparar el camino de Santiago

Como preparar el camino de Santiago

¿Cómo prepararse para el Camino de Santiago? ¡Sigue leyendo para conocer los consejos y trucos de un peregrino recurrente!

Si te sientes abrumado mientras piensas como preparar el camino de Santiago, has venido al lugar correcto.
Después de leer este post, tendrás un plan fácil de seguir para prepararte para el Camino de Santiago.

A diferencia de otras guías que te ayudan con el inicio de tu camino de Camino de Santiago, el enfoque presentado en esta publicación es uno con el que realmente puedes preguntarte para que dejes de cuestionarte si puedes llegar a Santiago de Compostela.

Estas son las cosas de las que hablaremos:

-¿Qué tan difícil es el Camino de Santiago?
-¿Cómo prepararse físicamente para el Camino de Santiago?
-¿Cómo prepararse mentalmente para el Camino de Santiago?
-7 Consejos Prácticos para la Preparación del Camino de Santiago

Antes de que entremos en materia, debes de leer esto:

No importa cuánto tiempo tengas para investigar, formarte y prepararte para hacer el Camino de Santiago. Esta publicación te dará *casi* todo lo que necesitas para prepararte y asegurarte llegar a Santiago de Compostela.

Para obtener más consejos sobre el Camino de Santiago, no dejes de consultar nuestro blog con diversos consejos sobre el Camino de Santiago.

 

¿Qué tan difícil es el Camino de Santiago?

Se que muchas guías ya han escrito sobre esto, pero lo diré una vez más para los de atrás:
No importa cuánto tiempo tengas para investigar, formarte y prepararte, puedes hacer el Camino de Santiago.

Sin embargo, no confundas mi mensaje, jamás te diré que el camino es fácil, ni que no sufrirá, solo te diré que valdrá la penal. Caminar en el Camino de Santiago es difícil. Hice mi primer Camino en Septiembre de 2015 recorriendo todo el Camino Francés desde Roncesvalles.

Es de lo más duro que he hecho en mi vida, lo que realmente dice algo, considerando que he participado en carreras de obstáculos y diferentes pruebas físicas. Pero también he visto a gente sin condición física alguna, sufrir mucho menos que yo. Si bien el camino es algo realmente desafiante, tras los primeros días la cosa mejora y todo se vuelve tremendamente disfrutable. Debes de tener cuidado con las ampollas y dolores y tratarlos inmediatamente, ya que se convierten en una bola de nieve que puede estropearte el camino.

 

¿Por qué es difícil el Camino de Santiago?

Entonces sí, estamos de acuerdo en que hacer el Camino de Santiago es difícil. ¿Pero por qué? ¿Qué es más difícil que correr una media maratón? Después de todo, solo estas caminando, ¿verdad?

El Camino de Santiago es duro porque caminas todos los días, lo que deja poco tiempo para que tu cuerpo se recupere. Usar una mochila cuando te duele el cuerpo no solo es físicamente exigente, sino también mental. Cuando corres un media maratón o cualquier tipo de prueba deportiva, cruzas la meta el mismo día. No te quitas la medalla, te vas a dormir y te despiertas para volver a correr una carrera. Eso sería una locura. Eso sería el Camino.

Además de los desafíos físicos y mentales de caminar distancias significativas en el día a día, caminar en el Camino es difícil porque:

  • Incluso las colinas pequeñas son montañas cuando tu mochila pesa.
  • El terreno cambia con frecuencia.
  • A veces es aburrido.
  • Dormir en Albergues no siempre es cómodo.
  • El mal tiempo te desgasta.
  • Sientes la presión de otros peregrinos para cambiar tu plan.
  • En ocasiones los lugares o los momentos pueden no cumplir con tus expectativas.
VER:  Cuantos km tiene el camino de Santiago

Pero para muchos peregrinos (entre los que me incluyo), el hecho de que sea tan difícil hace que hacer el Camino de Santiago merezca aún más la pena.

El Camino es desafiante, pero no dejes que eso te asuste. Si tantos peregrinos viajan a Santiago es por que merece mucho la pena, y ya conociendo todas las cosas malas, son minoría comparadas con todas las buenas .Si sabes cómo prepararte adecuadamente para el Camino de Santiago, no solo superarás este reto, sino que también apenas sufrirás de la peregrinación.

 

Cómo preparar el Camino de Santiago

Una de las mayores preguntas es cómo prepararse para el Camino de Santiago. Para esto, hay que entrenarse en tres cosas muy importantes:

  • Los días y sus largas distancias
  • Trekking cuesta arriba (y cuesta abajo) en una variedad de terrenos
  • Una mochila permanente en tu espalda

En un mundo ideal, podrías simular el Camino en tus entrenamientos. De hecho, he visto planes de entrenamiento del Camino revisados por un entrenador. Pero muy pocos ( entre ellos yo) tenemos tiempo para recorrer el vecindario durante siete horas un martes.

 

Cómo prepararte físicamente para caminar el Camino de Santiago

Si nunca antes has hecho una caminata de larga distancia, te recomiendo reservar dos días de tu horario para caminar continuamente, de ocho a 12 semanas antes de tu Camino. Camina con el tiempo en lugar de concentrarte en el kilometraje. Para la primera semana, recomiendo dos caminatas de 2 horas con una mochila completamente cargada. Esta última parte es muy importante. Si no hace nada más antes de tu Camino, asegúrate de hacer al menos algunas caminatas con una mochila completamente cargada. La mochila que use en mi ultimo camino es la Amazon Basics. Es lo suficientemente grande para llevar todo lo que necesitas pero lo suficientemente pequeña como para no agobiarte, según la talla que compres.

Caminar durante dos horas para entrenar puede no parecer gran cosa, pero caminar durante dos horas mientras llevas una mochila es completamente diferente. Si tu horario lo permite, puede aumentar tus caminatas en 30 minutos cada semana. Estar de pie hasta seis horas te pone un paso por delante del juego.

También deberías de intentar cambiar el terreno por el que caminas, variarlo un poco (asfalto y caminos de tierra) y mezclarlo en algunas colinas.

 

– ¿Qué tan en forma necesitas estar para hacer el Camino de Santiago?

Si la gente esperara hasta estar en su mejor momento para hacer el Camino, el Camino de Santiago estaría mucho menos concurrido. Sin embargo, según la Wikipedia, cientos de miles de peregrinos recorren el Camino cada año.

Cuando haces el camino puedes ver a todo tipo de peregrino andando, desde atletas hasta gente mayor, no hace falta ser un atleta para hacer el Camino. Solo necesitas preparación básica del Camino de Santiago para realmente seguir. Cada persona tendrá necesidades diferentes, y definitivamente debe hablar con su médico si tiene alguna inquietud sobre su salud.

Quizás más peligroso que el sub-entrenamiento es el sobre-entrenamiento. No querrás lastimarte antes de poner un pie en el Camino. No trates de construir tu rutina con demasiada prisa. Si necesitas empezar con caminatas de 30 minutos o empezar sin mochila, hazlo. No soy un profesional de la salud y solo doy consejos basados ​​en mi propia experiencia. Sé que algunas personas se desaniman de hacer el Camino porque les preocupa cuánto tiempo llevará el entrenamiento. Estoy aquí para decirte que esto no tiene que hacerse cargo de toda tu vida, ni un objetivo primordial para poner un pie en el camino.

 

Cómo prepararse mentalmente para el Camino de Santiago

No me malinterpreten, la preparación física es absolutamente importante. Sin embargo, la clave para una peregrinación exitosa es cómo te preparas mentalmente para el Camino de Santiago. Cuando hice mi primer Camino en 2015, no me tomé el tiempo suficiente para prepararme mentalmente. No me tomé el tiempo de imaginar cómo sería un día típico o cómo me enfrentaría los desafíos diarios. No me detuve a pensar qué quería lograr con todo esto, cómo me quería sentir cuando llegara a Santiago.

VER:  Cuál es la historia del camino de Santiago

Mirando hacia atrás, no me sorprende que sufriera con aquella experiencia al principio. Prepararse mentalmente para el Camino se trata de saber y anteponerse a lo que viene. ¿Por qué quieres hacer el Camino? Por qué esto es importante para ti? Saber tu «por qué» no solo te ayudará a superar esos inevitables días difíciles en el Camino, sino que también te permitirá vivir el momento más plenamente, y tener un punto de apoyo en los momentos más duros. Si vas a cruzar España a pie, puedes sacar todo lo bueno que puedas de la experiencia.

 

7 consejos para preparar el Camino de Santiago

Ahora que sabes cómo prepararte física y mentalmente para el Camino de Santiago, compartiré algunos consejos más para ayudarte a preparar el Camino como un profesional.

 

#1: Prueba tu equipo antes de partir

Ya mencioné la importancia de dar al menos algunas caminatas con la mochila llena, pero lo vuelvo a mencionar porque es MUY importante. Deberías ver cómo te queda la bolsa, dónde roza y cómo acostumbrarte a soportar el peso. Aquí tienes unos consejos sobre la mochila

Lo mismo ocurre con los zapatos. Incluso una caminata de entrenamiento con los mismos zapatos y calcetines que tienes pensado usar en el Camino puede brindarle la información que necesita para prevenir ampollas el primer día. Puedes ver algunos consejos sobre el calzado y los calcetines.

#2: No revisar tu presupuesto
Como viajero de bajo presupuesto, es difícil para mí disfrutar de cualquier experiencia cuando siento que he desperdicio el dinero. Si bien hacer el Camino es una aventura muy asequible, aún es posible gastar de más. Descubre cuánto cuesta hacer el Camino.

#3: Desarrolla una Rutina de Estiramiento
En mi primer camino, por inexperiencia no me di el lujo de estirar al principio y final de cada etapa, y pagué mucho por ello. Estirar antes y después de caminar es fundamental para prevenir lesiones. Debes establecer una rutina como parte de tu plan de entrenamiento del Camino de Santiago, de modo que una vez que comiences el camino principal, sea algo natural.

#4: Beba suficiente agua durante el camino
En los días previos a iniciar el Camino, deberás prestar especial atención a tu ingesta de alimentos y agua. Piense en ello como llenar una máquina vieja. Trate de beber al menos 2 L de agua al día. Para comer, esta es tu oportunidad de volverte loco con los carbohidratos.

#5: Utiliza los bastones
Los bastones de trekking son una herramienta fabulosa para evitar cualquier futura lesión y repartir todo el peso a través de tus cuatro articulaciones. Son fáciles de utilizar y te ayudaran mucho en tu caminata.

Nosotros te aconsejamos algunos bastones y como utilizarlos

#6: Investigación de servicios para mochileros
Si no quieres llevar tu mochila en el Camino, puedes pagar para que te la transporten de un albergue a otro. Yo nunca he usado uno de estos servicios, pero no es una mala idea a tener en cuenta sin que una lesión te dificulte caminar con tu mochila.

#7: Hable con su médico
Alerta de spoiler: no soy médico.

Impactante, ¿no? Si tienes CUALQUIER duda sobre tu salud, debes hablar con tu médico antes de hacer el Camino. Es probable que puedan brindarte consejos personalizados sobre cómo prepararte.

#8: Prométete caminar tu Camino
Puedes hacer todos los preparativos del Camino de Santiago del mundo, pero todo ese arduo trabajo será en vano si no te comprometiste a hacer tu propio Camino, cumple tu promesa.

Cuando finalmente estás en el camino y finalmente llegues a Santiago, fácilmente quedaras atrapado de por vida en el camino de Santiago, conocerás gente y aprenderás mucho. Por ultimo quiero que te prometas a TI MISMO que hagas lo que hagas en el camino, lo harás para TI y por que TU quieres.

Deja una respuesta