En este momento estás viendo El juego de la oca y como se juega

El juego de la oca y como se juega

El juego de la oca es un juego muy conocido en España a cual se suele jugar entre dos o mas jugadores. Mucha gente asegura que el juego de la oca esta ligado al camino de Santiago, basicamente es un recorrido por el que cruzas pueblos, los puentes que ves, son los que cruzas en el camino, y el jardín de la meta es Santiago de Compostela. Debido a su importancia folclórica y su historia oculta, te traemos información sobre el el juego de la oca y como se juega para que puedas disfrutarlo. Este juego te puede tanto premiar o castigar conforme avanzas por sus casillas, pero la meta para todos los jugadores siempre será la misma, el jardín de la oca. Los símbolos del camino de Santiago son muchos y el juego de la oca forma parte de ellos.

Las reglas para jugar al juego de la Oca

Las reglas son muy sencillas y puedes aprender rápido como jugarlo. Este juego tradicional español «El juego de la oca» es un juego de mesa similar homónimo ingles «Serpientes y escaleras«. Los jugadores tiran los dados y giran en espiral para llegar al centro del tablero a través de 63 casillas. Cada tirada de dado te condicionara a las casillas que te puedes mover, y salvo algunas casillas  especiales, al caer en un pueblo deberás de esperar a que te vuelva a tocar tu turno. Como ves es fácil comprender el juego de la oca y como se juega.

Casillas especiales:

Ocas: Si caes en una oca, vas a la siguiente oca y tiras de nuevo, diciendo «De oca a oca y tiro por que me toca».

Puentes: Si caes en el puente vas al siguiente puente y vuelven a tirar diciendo «De Puente a puente, y tiro porque me lleva la corriente».

Dados: Cuando caes en la casilla de los dados, veras el valor de estos y sumando a tu tirada, avanzaras esas casillas al grito de «De dado a dado y tiro porque me ha tocado»

Posada: Si caes en la posada te tocara reposar y perderás dos turnos

Pozo de bronce o cárcel: Si caes en el pozo o la cárcel perderás tres turnos, salvo que otro jugador pase por la casillo y podrás darte por salvado.

Laberinto: Si caes en el laberinto deberás de volver a la casilla 30 al grito de «Del laberinto al 30»

Muerte: La casilla de la muerte te vuelve al inicio

VER:  La símbolos en el Camino de Santiago

 

Variación del juego de la ocas

Número de jugadores: dos o más
Equipo: Tablero de juego, 2 dados, 4 fichas por jugador para hasta cuatro jugadores

El comienzo es como en el juego tradicional, con las siguientes excepciones: cuando tiras los dos dados, puedes usar cada uno de los dos números por separado. Puede use un número para una de tus fichas y el otro número para la otra de tus fichas. Cuando una de tus fichas cae en la Prisión, solo esa ficha estará atascada. Eres libre de mover las demás fichas tuyas. Sin embargo, cuando está atrapado en la posada o el Pozo, pierdes esos turnos y no puedes mover ninguna de tus fichas por el duración. Esta es una carrera animada, así que mantente alerta. Tienes que llegar a la meta con una tirara exacta y todas tus fichas.

 

Historia del juego de la Oca

El juego de la oca y como se juega

Para empezar a tirar del hilo sobre el juego de la oca, la evidencia más temprana de esto, como con muchos juegos populares en la Edad Media, es un estatuto real que prohibía el juego y el consejo de no jugarlo, en este caso de Italia en el siglo XV. De hecho, Italia parece ser el lugar de nacimiento del juego de la oca o «gioco dell’oca». La oca, como casi todos los juegos anteriores al siglo XIX, se jugaba originalmente por dinero, trayendo consigo los problemas habituales asociados de deuda y fraude. En efecto, a finales del siglo XVI, Gonzalillo, bufón de la corte del rey Felipe II de España, escribió: «… Quiera Dios que el que lo creó arda por el Príncipe y la Infanta y Luis Tristán, he perdido 40 Scuds.»

Muchas versiones del juego de la oca intentaban emular un viaje por Europa. En antiguas versiones, las plazas de la oca estaban representadas por famosas catedrales e iglesias, el Puente era el Puente de Westminster en Londres, La Muerte es la tumba de la Reina de Dinamarca, El Pozo es un acueducto en Sevilla, y la Prisión es la Fortaleza Vauban en Lille.

El nacimiento y desarrollo de este primer juego de mesa impreso coincidió estrechamente con el auge y la mejora de la tecnología de impresión. En los siglos XVII y XVIII, la popularidad del juego se extendió por toda Europa.

La forma, la naturaleza y las ilustraciones en algunos tableros son únicos, tanto en términos de arte como de detalle. Por lo general, se utilizan 63 cuadrados para la forma básica para ilustrar innumerables temas. Han aparecido versiones educativas, políticas, satíricas, moralistas y religiosas con ilustraciones basadas en la guerra, viajes, deportes, animales de todo tipo, publicidad, promociones, y esto solo por mencionar algunas.

VER:  Las mejores rutas del Camino de Santiago

En España durante mucho tiempo se asocio el juego de la oca a los templarios y el camino de Santiago. Una de las versiones que circulaba, se decía que era un mapa elaborado por templarios y constructores. Este mapa críptico debía de ser memorizado e indicaba la ruta por la cual los constructores marcaban y creaban monumentos. El primer puente que aparece seria el de Puente la Reina.

Deja una respuesta