Iglesia de San Juan en Castrojeriz

Iglesia de San Juan en Castrojeriz
En este momento estás viendo Iglesia de San Juan en Castrojeriz

Construida en el siglo XIII y ampliada en los siglos XV y XVI, la Iglesia de San Juan es un imponente edificio que destaca por su marcado aspecto militar y su historia ligada a la Orden del Temple. Este templo combina elementos románicos y góticos, presentando una planta rectangular con tres naves y capillas laterales. Las naves están separadas por robustos pilares redondos, y el techo está cubierto por bóvedas nervadas. Además, cuenta con un ábside poligonal, un claustro y una torre que se alzan majestuosamente, reflejando el poder y la influencia de la orden templaria en su época.

El Pentáculo Templario

En la portada de la iglesia, un rosetón especial llama la atención. Encierra una estrella de cinco puntas, un pentáculo invertido, que contrasta con el pentáculo recto tradicionalmente asociado al hombre cósmico. Este símbolo, comúnmente vinculado con los templarios, añade un aire de misterio y esoterismo al templo, invitando a los visitantes a reflexionar sobre su significado oculto.

El Interior: Retablo Mayor y Tapices

El interior de la Iglesia de San Juan alberga un valioso retablo mayor de estilo rococó. Este retablo fue encargado por Damián García Olloqui, comendador mayor y preceptor general de la Orden de San Antonio, y trasladado al templo cuando la Orden de San Antonio se unió a la Orden de Malta en el siglo XVIII. La riqueza y la detallada ornamentación del retablo reflejan el esplendor de la época y la devoción de sus comisionados.

Otra joya del interior es una impresionante colección de tapices del siglo XVII, provenientes del taller de Carlos Janssen. Estos tapices están dedicados a las artes liberales, dividiéndose entre el Trivium (gramática, retórica y dialéctica) y el Quadrivium (aritmética, geometría, astronomía y música). Los tapices dedicados a las ciencias del espíritu y de la experiencia decoran el templo con escenas educativas y simbólicas, proporcionando una conexión visual con el conocimiento y la erudición del pasado.

El Claustro: Cruces Templarias y Artesonado Mudéjar

El claustro de la iglesia, de planta cuadrada y estilo románico, posee tres galerías donde las columnas exhiben cruces templarias. Este espacio sagrado conserva un impresionante artesonado mudéjar policromado, en el cual se encuentran diversas alusiones astrológicas. Este detalle no solo resalta la habilidad artesanal de la época, sino también la fascinación por los cielos y el cosmos, muy presentes en el pensamiento medieval.

VER:  Los refranes de San Antón en León

Deja una respuesta