Iglesia de San Pedro en Portomarín en tu camino de Santiago

Iglesia de San Pedro en Portomarín en tu camino de Santiago
En este momento estás viendo Iglesia de San Pedro en Portomarín en tu camino de Santiago

La Iglesia de San Pedro en Portomarín, construida en el siglo XII, se encuentra en el centro del pueblo de Portomarín, en la provincia de Lugo, Galicia.

La iglesia de San Pedro es un ejemplo de la arquitectura románica gallega. Su fachada está decorada con arcos ciegos y una portada con tres arquivoltas. En su interior, se pueden admirar las pinturas murales que datan del siglo XVIII y que representan escenas de la vida de San Pedro.

La iglesia de San Pedro es un lugar de gran importancia para los peregrinos que recorren el Camino de Santiago. En la Edad Media, los peregrinos que llegaban a Portomarín debían cruzar el río Miño para continuar su camino. La iglesia de San Pedro se encontraba en la orilla opuesta del río y era el lugar donde los peregrinos se reunían antes de cruzar el río juntos.

La iglesia de San Pedro, ubicada en Portomarín, es un edificio religioso que data de una época anterior al templo-fortaleza de San Nicolás del siglo XII-XIII. Esta iglesia cuenta con una fachada barroca que incluye una portada románica que data del siglo X. Aunque no fue consagrada hasta el siglo XII, sufrió modificaciones en el siglo XVII, cuando se añadió la espadaña del campanario, lo que le dio un nuevo aspecto. La construcción de este conjunto se realizó con sillería y losa vista al exterior. Fue declarada Monumento Histórico-Artístico el 8 de febrero de 1946.

La puerta de esta iglesia presenta un arco de medio punto con tres arquivoltas semicirculares y un tímpano bilobulado con semicírculos lobulados y perfiles dentados. Las arquivoltas descansan en tres pares de columnas de fuste monolítico con capiteles, los dos pares exteriores rematados con motivos florales e historiados, mientras que el interior está adornado a un lado con grifos y al otro con dos aves frotándose. En el tímpano, que reposa sobre sendas mochetas laterales con cabeza de toro, se encuentra una inscripción que dice: «ESTA IGLESIA FUE CONSAGRADA EN HONOR DE LA BIENAVENTURADA MARÍA Y DE LOS SANTOS PEDRO, COSME Y DAMIÁN, SIENDO OBISPO DE LUGO DON RODRIGO. EN LA ERA MCCXXW».

En la década de 1960, se construyó un embalse en el río Miño que inundó gran parte del pueblo de Portomarín, incluyendo la iglesia de San Pedro. Para evitar que la iglesia quedara sumergida, se desmontó piedra a piedra y se reconstruyó en su ubicación actual, en la parte alta del pueblo.

 

¿Cómo ha influido en el caminoLa Iglesia de San Pedro en Portomarín?

Esta iglesia fue construida en el siglo XII y es considerada una de las joyas del románico gallego. Desde su construcción, ha sido un lugar de peregrinación para los caminantes que recorren el Camino de Santiago.

VER:  El yacimiento arqueológico de Castro de Castromaior

La iglesia de San Pedro en Portomarín ha influido en el camino de Santiago de varias maneras. En primer lugar, es un lugar de descanso y reflexión para los peregrinos que recorren el camino. Muchos peregrinos se detienen en la iglesia para admirar su belleza y para orar.

Además, la iglesia de San Pedro en Portomarín es un lugar de encuentro para los peregrinos. Muchos caminantes se reúnen en la iglesia para intercambiar historias y experiencias del camino. También es un lugar donde los peregrinos pueden encontrar información sobre el camino y recibir ayuda en caso de necesidad.

 

¿Dónde se encuentra La Iglesia de San Pedro en Portomarín?

La Iglesia de San Pedro en Portomarín es un lugar emblemático en el Camino de Santiago, situado en la provincia de Lugo, en Galicia, España. Se encuentra en el tramo final del Camino Francés, justo antes de llegar a la ciudad de Palas de Rei. Para llegar a este lugar, los peregrinos deben recorrer unos 22 kilómetros desde la ciudad de Sarria. La iglesia es un punto de referencia importante en el camino, ya que se encuentra en el centro del pueblo de Portomarín y es uno de los monumentos más destacados de la zona. Los peregrinos pueden disfrutar de su impresionante arquitectura románica y de las vistas panorámicas del río Miño.

Deja una respuesta