La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles: Una joya del patrimonio histórico y cultural

La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles: Una joya del patrimonio histórico y cultural
En este momento estás viendo La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles: Una joya del patrimonio histórico y cultural

Situada en la localidad navarra de Roncesvalles, esta Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles es el punto de partida para muchos peregrinos que inician su camino hacia Santiago de Compostela, ya que en este lugar se encuentra uno de los albergues más grandes de peregrinos. La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles es un monumento histórico y cultural de gran importancia situado en la localidad de Roncesvalles, en la Comunidad Foral de Navarra, España. Esta impresionante iglesia es uno de los principales atractivos turísticos de la zona y un lugar de gran interés para los amantes de la historia y la arquitectura.

Historia y arquitectura de la colegiata de Roncesvalles

La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles fue fundada en el siglo XIII por el rey Sancho VII de Navarra. Desde entonces, ha sido objeto de numerosas ampliaciones y restauraciones, lo que ha dado lugar a un conjunto arquitectónico de gran belleza y riqueza histórica.

El edificio principal de la iglesia es de estilo gótico, aunque también presenta elementos renacentistas y barrocos en su decoración. Destaca su impresionante fachada, con una portada principal decorada con esculturas y relieves que representan escenas de la vida de Jesucristo.

En el interior de la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles se pueden admirar numerosas obras de arte de gran valor, como retablos, esculturas, pinturas y tapices. Destaca especialmente el retablo mayor, realizado en el siglo XV por el artista flamenco Jan van Eyck, considerado uno de los más importantes de la Europa medieval.

Se cree que existió una iglesia previa a la actual del siglo XIII, aunque hay diferentes opiniones sobre su ubicación. La iglesia actual fue construida por Sancho VII «el Fuerte» (1194-1234), quien la eligió como lugar de enterramiento. Aunque no hay datos precisos sobre las fechas de construcción, se sabe que fue a principios del siglo XIII, entre 1215 y 1221.

La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles ha sufrido importantes daños a lo largo de su historia, principalmente debido a varios incendios ocurridos en 1445, 1468 y 1626. A principios del siglo XVII, el estado de deterioro y abandono casi completo de la colegiata propició su reconstrucción, abarcando todo el recinto colegial, especialmente la iglesia y el claustro. Durante este proceso, se enmascaró el interior gótico y se le dio forma barroca, a excepción del presbiterio y el tramo de nave que le precede, donde se dejaron a la vista los elementos góticos.

Con el tiempo, la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles ha ido evolucionando y adaptándose a las necesidades de la época, manteniendo siempre su esencia y su importancia como lugar de peregrinación. Hoy en día, es un importante centro de espiritualidad y cultura, que atrae a numerosos visitantes cada año.

VER:  La misteriosa leyenda del robledal de Orgi en el Camino de Santiago

La arquitectura de la Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles es impresionante, con una mezcla de estilos gótico y barroco que la convierten en una obra maestra del arte sacro. Su impresionante fachada, sus altas bóvedas, sus vidrieras y sus capillas laterales son solo algunos de los elementos que hacen de esta iglesia un lugar único y especial.

La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles es un lugar de gran valor histórico y cultural, que forma parte del Patrimonio Nacional y es considerado como uno de los monumentos más importantes del Camino de Santiago. Siendo un lugar de peregrinación, es visitado por personas de todo el mundo que buscan una experiencia espiritual única y un acercamiento a la historia y la cultura de España.

 

Peregrinaciones y leyendas

La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles es un lugar de gran importancia para los peregrinos que recorren el Camino de Santiago, ya que aquí se encuentra la primera etapa del camino francés. Por este motivo, la iglesia ha sido testigo de numerosas leyendas y tradiciones relacionadas con los peregrinos, como la popular leyenda del «Caballero del Verde Gabán».

Esta leyenda cuenta la historia de un caballero que llegó a Roncesvalles en plena noche y que, al entrar en la iglesia, fue sorprendido por la belleza del retablo mayor. Deslumbrado por la luz de las velas, el caballero se arrodilló ante el retablo y juró defenderlo con su vida. Al día siguiente, los monjes descubrieron al caballero muerto junto al retablo, con su espada clavada en el suelo.

 

Turismo y visitas

La Real Colegiata de Santa María de Roncesvalles es uno de los lugares más visitados de Navarra y un importante punto turístico en el norte de España. La iglesia está abierta al público todo el año y se pueden realizar visitas guiadas para conocer en detalle su historia y su arquitectura.

Además, en la localidad de Roncesvalles se celebra todos los años la popular Feria de la Almadía, en la que se recrea el antiguo oficio de los almadieros, que transportaban la madera por los ríos hasta los astilleros de la costa. Esta feria es una oportunidad única para conocer las tradiciones y la cultura de la zona y disfrutar de la gastronomía local.

Deja una respuesta