Los símbolos de los canteros en el Camino de Santiago

Los símbolos de los canteros en el Camino de Santiago
En este momento estás viendo Los símbolos de los canteros en el Camino de Santiago

En el emblemático Camino de Santiago, los viajeros no sólo aprecian hermosos paisajes y monumentos históricos, sino que también pueden profundizar en una fascinante dimensión del Camino: la herencia de los canteros medievales y los símbolos que dejaron atrás.

En el pasado, los canteros eran expertos artesanos que trabajaban en la piedra, formando verdaderos gremios o grupos, que tenían sus propios rituales y marcas de identificación. Algunas de las más bellas catedrales, iglesias y puentes del Camino fueron esculpidos por estas hábiles manos siglo tras siglo.

 

Los signos canteros en el camino de Santiago

Los primeros signos labrados en piedra datan de antes de la era medieval. Son símbolos con formas geométricas o abstractas, letras y números tallados en las piedras de edificaciones y monumentos, principalmente con un propósito religioso.

En España, existen más de 12.000 de estos signos dispersos por todo el país. No obstante, a pesar de los esfuerzos de investigación criptográfica, aún no se han descifrado todos sus significados. Entre estos signos, destacan las marcas de canteros, que están estrechamente ligadas a la obra de un maestro escultor de piedra. Se piensa que algunas de estas marcas funcionaban como firma del autor, una costumbre que ha perdurado hasta nuestros días: los principales canteros y escultores gallegos de la actualidad tienen una marca de cantero asociada a su taller y a sus obras.

A pesar de esto, existen varias preguntas sin respuesta: ¿Cuántos signos labrados en piedra existen en total? ¿Las marcas de los canteros solo actúan como firma? ¿Existen diferentes tipos de marcas de cantero?

 

Simbología cantera en el camino de Santiago

A medida que caminas, especialmente en las regiones de Galicia y Castilla y León, puedes buscar estas marcas de cantero, que son símbolos tallados en la piedra, cada uno de los cuales representa a un cantero en particular. Estas marcas servían a los maestros canteros para identificar su trabajo y también para

Cada símbolo es único y puede ser una combinación de formas geométricas, letras, números, cruces, signos zodiacales, entre otros. Aunque su interpretación precisa puede ser un misterio, estos símbolos son testimonio de la vida y labor de los canteros que edificaron las infraestructuras a lo largo del Camino.

Estos signos de canteros no sólo son una prueba de pago, sino que forman parte de un sabio sistema medieval de «planos en piedra». Muchas veces, una marca de cantero unía piezas que encajaban entre sí, dibujando en la obra completa un compendio de técnicas constructivas y una narrativa simbólica que se despliega ante los pies del peregrino.

VER:  La leyenda del peregrino fantasma que habita en la Plaza de la Quintana

 

Marcas de Cantería

Las marcas de cantería son signos asociados con la obra tallada en piedra por los canteros, pero no deben ser confundidas con las marcas de cantero. Las primeras son marcas de utilidad y se subdividen en dos categorías principales:

1. Marcas de procedencia de las canteras: Estas son distintivos que indicaban de qué cantera procedía cada piedra.

2. Marcas auxiliares: Estas eran utilizadas para simplificar el proceso de construcción de un edificio. Normalmente eran trazos, números o letras que ayudaban a organizar las piedras de acuerdo a su ubicación (marcas de asiento), su especificidad en la construcción (marcas de aparejamiento), su disposición (marcas de posición), su nivel (marcas de altura) y su volumen (marcas de espesor).

marcas de canteros en el camino de santiago

Además de estas marcas utilitarias, también existen las marcas de cantero, que forman parte de la categoría de marcas de cantería. Su propósito principal es identificar y firmar el trabajo realizado por un cantero. Estas se dividen en dos categorias

1. Marcas biográficas del cantero: Normalmente, son signos que representan las herramientas que empleaba el cantero para construir un edifico o escultura específica. De esta forma, es frecuente encontrar formas de escuadras, mazos o compases. Estas también podrían simbolizar ocupaciones anteriores del cantero.

2. Marcas reticulares de cantero: Consisten en los diseños realizados con una plantilla de formas geométricas entrecruzadas. De estas retículas, se tomaban «fragmentos o cortes parciales» para formar las marcas personales de los canteros. La tradición era fusionar estas marcas con las iniciales o las letras del nombre o apellido del autor.

Por lo tanto, tanto las marcas de cantería como las marcas de cantero cumplen funciones diferentes pero relevantes en la obra de estos expertos artesanos, aportando valiosa información sobre su técnica, su origen y su identidad.

Mucho que descubrir en el camino de Santiago

Así que, la próxima vez que camines por el Camino de Santiago, no olvides levantar la vista a las piedras de los edificios antiguos. En cada marca de cantero, encontrarás una pieza de la historia única y fascinante del camino, un silencioso diálogo entre los antiguos maestros de obras y los modernos peregrinos.

Además, algunos expertos creen que estas marcas también servían para transmitir conocimientos esotéricos entre los canteros, una especie de lenguaje secreto que se esconde en plena vista y que añade una dimensión aún más intrigante a estas obras maestras de la arquitectura medieval.

En particular, puedes observar una gran cantidad de estas marcas en la Iglesia de Santa María la Real en Nájera, o en la Catedral de Santiago de Compostela, destinos significativos del Camino.

VER:  El monasterio de Cañas y la herradura del caballo de Santiago

En resumen, cada piedra del Camino de Santiago tiene una historia que contar, desde las luchas y triunfos de los canteros medievales hasta las esperanzas y sueños de los peregrinos de hoy. Así que, mientras recorres este antiguo sendero, toma un momento para apreciar estos pequeños detalles, y tal vez descubrirás un aspecto completamente nuevo del Camino. ¡Buen camino

Deja una respuesta