Santo Domingo de la Calzada: La leyenda del gallo y la gallina milagrosos en el Camino de Santiago

Santo Domingo de la Calzada: La leyenda del gallo y la gallina milagrosos en el Camino de Santiago
En este momento estás viendo Santo Domingo de la Calzada: La leyenda del gallo y la gallina milagrosos en el Camino de Santiago

La leyenda de Santo Domingo de la Calzada es una de las más conocidas en el Camino de Santiago. Cuenta la historia de un joven alemán que, en su peregrinación hacia Santiago de Compostela, fue acusado injustamente de robo y condenado a la horca. Sin embargo, gracias a la intervención divina de Santo Domingo de la Calzada, el joven fue salvado de la muerte y demostró su inocencia.

La historia comienza en el siglo XI, cuando Santo Domingo de la Calzada, un sacerdote y constructor de caminos, decidió construir un puente sobre el río Oja para facilitar el paso de los peregrinos que se dirigían a Santiago de Compostela. También construyó un hospital para atender a los enfermos y cansados peregrinos que llegaban a la ciudad.

Un día, un joven alemán llamado Hugonell llegó a la ciudad y se alojó en el hospital de Santo Domingo. Durante su estancia, se enamoró de la hija del posadero y esta, en un acto de amor desesperado, robó una copa de plata de la iglesia local para regalársela a su amada.

Sin embargo, poco después, la copa fue encontrada en la habitación de Hugonell y fue acusado de robo. A pesar de su insistencia en su inocencia, fue condenado a la horca.

Cuando los padres de Hugonell se enteraron de la noticia, se dirigieron a la ciudad para intentar salvar a su hijo. Al llegar al lugar de la ejecución, encontraron a su hijo colgado de la horca, pero milagrosamente aún con vida.

Los padres corrieron a la ciudad para pedir ayuda y fueron a ver al juez que había condenado a su hijo. El juez, burlón, les dijo que su hijo estaba tan vivo como el gallo y la gallina que estaban en su mesa de cena.

En ese momento, el gallo y la gallina se levantaron de la mesa y comenzaron a cantar. El juez, sorprendido, decidió liberar a Hugonell y regresó a su hogar en Alemania. Sin embargo, no podía dejar de pensar en Santo Domingo de la Calzada y decidió volver a la ciudad para agradecerle por haberle salvado la vida.

Cuando llegó a la ciudad, se encontró con que Santo Domingo estaba construyendo una catedral. Hugonell ofreció su ayuda y trabajó como albañil en la construcción de la catedral hasta el final de sus días.

Desde entonces, se dice que el espíritu de Hugonell sigue protegiendo a los peregrinos que pasan por la ciudad y que, cada año, durante la época de Pascua, un gallo y una gallina se mantienen en la catedral como símbolo del milagro que ocurrió hace tantos siglos.

La leyenda de Santo Domingo de la Calzada es una de las muchas historias que hacen del Camino de Santiago una experiencia mística y llena de significado para aquellos que lo recorren.

VER:  Qué hacer en Nájera durante el Camino de Santiago

Dónde se sitúa esta leyenda

La leyenda de Santo Domingo de la Calzada es una de las más conocidas y populares en el Camino de Santiago. Según la leyenda, Santo Domingo de la Calzada, un santo español del siglo XI, fue capaz de resucitar a un gallo y una gallina que habían sido cocinados y servidos en la mesa de un posadero. Esta historia ha sido transmitida de generación en generación y ha sido incorporada en la cultura popular del Camino de Santiago.

La leyenda de Santo Domingo de la Calzada ha influido en el camino de varias maneras. En primer lugar, ha dado lugar a la construcción de la catedral de Santo Domingo de la Calzada, que es uno de los lugares más visitados en el Camino de Santiago. Además, la leyenda ha inspirado a muchos peregrinos a visitar la ciudad y a hacer una parada en el albergue de peregrinos que lleva el nombre del santo.

La leyenda también ha influido en la forma en que los peregrinos se relacionan con la comida en el Camino de Santiago. Muchos peregrinos hacen referencia a la historia del gallo y la gallina cuando comen pollo o huevos en el camino, y algunos incluso llevan consigo una imagen del santo en su mochila. En resumen, la leyenda de Santo Domingo de la Calzada es una parte importante de la cultura del Camino de Santiago y ha influido en la forma en que los peregrinos experimentan el camino.

Deja una respuesta