En este momento estás viendo La símbolos en el Camino de Santiago

La símbolos en el Camino de Santiago

Símbolos del camino de Santiago – La historia que se nos revela en el camino

Desde el descubrimiento milagroso de sus restos hace más de 1200 años, la gente ha peregrinado por Europa hasta la tumba de Santiago en la Catedral de Santiago de Compostela para rendir homenaje o hacer penitencia, conoceremos lugares, personas e historias, pero los símbolos del camino de Santiago nos acompañaran durante toda nuestra peregrinación, es hora de que sepas interpretarlos.

El Camino de Santiago de Compostela se compone de estas muchas rutas diferentes desde Portugal, España, Francia, Alemania y otros países. Generalmente todos comparten esta simbología, aunque si es cierto que cada cual también generan los suyos, nosotros vamos a intentar hablarte de los más compartidos que te servirán en cualquier camino,

Aunque los lugares de origen, los idiomas y los paisajes pueden variar, estas rutas de peregrinaje comparten ciertos símbolos del Camino de Santiago, como la omnipresente concha de peregrino, las flechas amarillas y el pasaporte del peregrino. Unos símbolos que perduran en el imaginario del camino, pasen los años que pasen.

 

Vieira

Probablemente el símbolo más antiguo del Camino sea la concha de vieira. Estas conchas se encuentran en la costa gallega y fueron originalmente traídas por los peregrinos como prueba de su logro y como recuerdo.

En la Edad Media, tal identificación te abría las puertas a una cama para pasar la noche o una comida gratis. También se esperaba que los malhechores se desanimaran por la naturaleza religiosa del viaje y no te robaran ni hirieran al portarla.

Su tamaño y forma hacen que las vieiras sean prácticos cuencos improvisados ​​para comer y beber, cumpliendo así también un propósito práctico. Con el tiempo, se convirtieron en parte indispensable del equipamiento del peregrino y aún se encuentran pegados a bolsos o ropas para identificarlos como peregrinos en el Camino de Santiago.

Hoy las puedes ver en todas partes: en iglesias, estatuas, cruces, carteles y souvenirs. El vínculo entre la almeja y el camino es tan fuerte que las vieiras también representan peregrinaciones de todo tipo, incluido el viaje al cielo.

 

La calabaza del Camino de Santiago

Uno de los símbolos del camino de Santiago más importantes. La calabaza no deja de ser un utilitario que se popularizo entre los peregrinos que hacían el camino, se solía colgar del bordón o la cintura y servía como recipiente para guardar líquidos como el vino o el agua. Esta mantenía la bebida fresca durante las largas caminatas.  Existe un dicho «Con pan y vino se anda el Camino» resaltando la importancia que tiene el cuidar la alimentación durante el camino.

VER:  ¿Qué es la "Dual Pilgrim"? Otra peregrinación, el camino Kumano Kodo

 

Flechas amarillas en el Camino de Santiago de Compostela

Si bien las rutas de peregrinaje estaban en constante uso hace unos siglos, el camino casi desapareció a principios del siglo XX, en parte culpa a los vehículos motorizados, dejando en el olvido las peregrinaciones. No fue hasta los años 70 y 80 que las rutas se revitalizaron y mantuvieron tal y como las conocemos hoy.

En este punto tenía sentido introducir un sistema de señalización de senderos fácilmente identificable, y las flechas amarillas pintadas comenzaron a aparecer en las intersecciones. Verás otros marcadores de senderos en el Camino, como baldosas de cerámica con una concha de vieira estilizada, pero la flecha amarilla es la más común.

Elías Valiña fue un sacerdote de O Cebreiro implicado en esta revitalización del camino que comenzó en los años 70-80. En los años 60 ya escribió un libro sobre el camino de Santiago y en el 82 comenzó la señalización de este con las famosas flechas amarillas desde Francia hasta Santiago. Las flechas son amarillas ya que Elías utilizo pintura que se utilizaba en las carreteras facilitada por los operarios.

 

Credencial, el pasaporte del peregrino

símbolos camino de santiago

El uso de vieiras para la identificación llevó rápidamente a abusar del sistema de proporcionar cama y comida a los peregrinos, era bastante fácil conseguir una vieira y tampoco estaba regulado. Por ello, para evitar tal fraude, los peregrinos comenzaron a llevar consigo una carta de constancia para recibir hospitalidad en el camino.

Esta carta eventualmente se convirtió en la credencial o pasaporte de peregrino. Hoy en día es una tarjeta doblada que te identifica como peregrino y aún puede ayudarte a encontrar una cama en un albergue, aunque por una pequeña tarifa.

Tu puedes y deberías llevar tu credencial pidiendo un sello en los lugares por los que pasa por el camino, como iglesias, cafés, alojamientos, oficinas de turismo y ayuntamientos. Estos sellos coloridos y a veces caprichosos, no solo son un testimonio de tus esfuerzos, sino que también son un maravilloso recuerdo de tu viaje personal.

 

Pilares de piedras

Encontrará que algunas de estas cruces, especialmente las de las montañas, están casi cubiertas de pequeñas piedras y objetos de interés.

A veces conocidas como piedras de luto, se cree que si traes una piedra de casa y la colocas junto a una cruz u otro lugar del Camino, también dejarás tus cargas allí. Los montones de piedras y otros objetos se vuelven tan altos que deben limpiarse con regularidad. Así que piénselo dos veces antes de agravar el problema.

 

Compostela, el certificado de peregrinaje

simbología camino de santiagoPara optar a un certificado de realización del Camino emitido por la Catedral de Santiago, deberá de poder demostrar que caminó los últimos 100 km o con la bici los últimos 200 km, sellando mínimo dos veces por etapa.

VER:  Mejores lugares para descansar en el camino portugués

Siempre que llegues a Santiago con suficientes sellos en tu credencial, puedes llevarlo a las autoridades eclesiásticas y recibir un hermoso certificado hecho en tu nombre latino, por supuesto, para la Compostela deberás de estar realizando el Camino por motivos religiosos o espirituales, si no, te llevaras otro certificado.

Antes del siglo XIX, este certificado te otorgaba 3 días de alojamiento y manutención en lo que hoy es el lujoso restaurante dos Reis Católicos, que originalmente fue el hospital real construido para cuidar los cuerpos desgastados de los creyentes.

Bastones de peregrino

Los bastones o bordones del caminante, eran un complemento indispensable en aquellas personas que decidían lanzarse al camino. Normalmente el peregrino se tallaba su bordon durante las primeras etapas del camino, recogiendo la madera de un avellano o un castaño. No solía medir más de 20 o 40 centímetros.

Se cuenta que estos palos también eran importantes para los constructores del caminos, si veían un lugar idóneo para levantar una nueva construcción, clavaban el bordón en la tierra y observaban durante un día su sombra para calcular la orientación de esta.

Nosotros podemos darte consejos de como utilizar los bastones en el camino > aquí <

Cruz de Santiago

símbolo camino de santiago

Otro símbolo que se ha convertido en sinónimo del Camino de Santiago de Compostela es la Cruz de Santiago. Esta cruz es más elaborada que la cruz que vemos habitualmente y tiene una base puntiaguda y brazos con volantes.

La versión roja con los brazos de flor de lis, sirvió como emblema del siglo XII. Para la Orden militar gallego-española de Santiago. Lo verás adornar la parte superior de las deliciosas tartas de Santiago cuando llegues a la ciudad.

 

Cruces de piedra y santuarios

 Por las rutas más antiguas como la Camino Portugués Central, se verán algunas cruces de piedra intrincadamente talladas que a menudo representan a los caminantes. Sirven para proteger a los peregrinos de los espíritus malignos y garantizar un paso seguro bajo la atenta mirada de Jesús.

Las diversas capillas, santuarios y hornacinas con figuras de Jesús o Jacob sirven a un propósito similar.

 

 

Deja una respuesta