Las mejores ALFORJAS PARA TU BICI

Las mejores alforjas de bici para el Camino de Santiago

Hacer el Camino de Santiago puede ser una excelente aventura. Normalmente hay 2 opciones, o lo hacer a pie, donde la elección del calzado y la mochila cobran un peso importante en toda la preparación. Pero si los vas a completar en bici, son otros los elementos a tener en cuenta. Además de la bici, por supuesto, uno de los artículos más importantes son las alforjas bici, ya que serán el único espacio que tengas para todos lo que quieras llevarte a la aventura. Preparar estos días de bici implican prestar mucha atención a la preparación del equipaje. Todo lo que puedas necesitar debe estar en las alforjas, por eso queremos poner a tu disposición una gran variedad de alforjas bici, para que puedas elegir las mejores alforjas para el Camino de Santiago. Como podrás ver en lo que respecta a las alforjas bici, hay muchas alternativas. Lo importante es que analices bien sus características, los días que va a durar el viaje, y lo que necesites llevar. Es la mejor forma de elegir la alforja más adecuada.

Descubre alforjas para completar tu bici


¿Qué alforjas bici debo elegir?

Como has visto hay una gran variedad de alforjas para tu bici, con las que completar lo necesario para hacer cualquiera de las muchas rutas que hay en España (y en el extranjero), que te llevan a Santiago de Compostela. Sin embargo, y para ayudarte a elegir la más adecuada, vamos a analizar algunos aspectos de las mismas. Podemos decir que hay 2 tipo de alforjas bici, las laterales y las que tienen forma de U (invertida). Las laterales cuelgan de forma independiente de los lados de la bici, mientras que las que van acopladas en forma de U invertida, funcionan como un solo bloque.

El Peso

Para elegir las alforjas bici para el Camino de Santiago, hay una máxima importante, el peso (cuanto más ligeras sean mucho mejor). Suelen ser de materiales muy resistentes (lo que eleva su peso), peso que se sumará todos objetos que lleves en la ruta. Ante la duda, elige las de menos peso. Es posible que pienses que un kilo arriba o abajo no es relevante. Y normalmente, para una salida, de vez en cuando, no hay problema. Pero el Camino de Santiago se caracteriza por ser una ruta con muchas etapas y donde se recorren muchos kilómetros al día y de una sola tirada. Eso implica que la acumulación del cansancio es gradual los primeros días, pero exponencial en la parte final. Lo que supone que un kilo extra por aquí y otro por allá, puedan representar un verdadero problema al final de la aventura.

Los enganches

No todos los modelos de alforja enganchan de la misma forma. En primer lugar, es fundamental saber el “tipo” de enganche que lleva tu bici, para no elegir una mochila incompatible. Con algunos agarres puedes tener un disgusto y que la alforja se suelta a medio camino. Además de la molestia que supone tener que parar y arreglarlo, puedes tener un accidente.

enganches alforjas

Divisible

Hay modelos de alforjas bici muy evolucionados, que incluyen 3 piezas. Las 2 alforjas clásicas a los lados y sobre ellas, completando la famosa “U invertida”, y una “mochila” extra. En ocasiones, este tercer espacio de almacenaje se puede separar y se convierte en una mochila para llevar a la espalda. Ni que decir tiene que el Camino de Santiago es una ruta donde la amistad, la colaboración y la ayuda y concordia entre peregrinos está por encima de todo, no obstante, el tener esta mochila que se separa de las alforjas (y por lo tanto de la bicicleta), podrás colocar en ella las cosas importantes (móvil, dinero, tarjetas…), y llevarla encima cuando hagas alguna parada. Así, podrás tener siempre encima tu documentación, el dinero, etc… eso que si te «desaparece», podrá fastidiarte la ruta. Incluso para dormir, podrás llevártela contigo.

Impermeabilidad

Muchas de las alforjas bici que encontrarás en nuestra página tiene cierta protección al agua. No son impermeable al 100% pero incluyen un tejido que protege de la lluvia ligera. Este tipo de alforjas son más que suficientes para las épocas de primavera y verano. Sin embargo, si vas a realizar el Camino en una época donde sea previsible que pueda llover, deberás conseguir una protección extra contra la lluvia, porque no hay nada peor que pasar todo el día bajo el agua y tener la ropa que te vas a poner mojada. En ese caso complementa la alforja con una funda impermeable. El agua puede ser un fastidio durante la ruta, pero a veces no se puede planificar el viaje en otras fechas. Además, la zona cercana a Galicia es propensa al agua. Por lo tanto, disponer de ropa seca es un gran alivio al final del día.